Antolog√≠a Biling√ľe de William Butler Yeats

Este fin de semana me he ido de excursi√≥n por Irlanda, por la parte controlada todav√≠a por los brit√°nicos, y he podido admirar la belleza de la Calzada de los Gigantes. En el camino se atraviesa varias poblaciones donde se enarbolan banderas unionistas o cat√≥licas, dependiendo de que lado sea la mayor√≠a de sus habitantes. Sin lugar a dudas es una regi√≥n de enorme belleza. De banda sonora literaria me he llevado la maravillosa Antolog√≠a Biling√ľe, de William Butler Yeats, editada por Alianza y traducida por Enrique Caracciolo Trejo. La vida y obra del propio Yeats sirven de met√°fora sobre las heridas que a√ļn hoy existen en la isla esmeralda.

Yeats es uno de los grandes intelectuales irlandeses. Naci√≥ en el seno de una familia anglo-irlandesa de marcado rasgo conservador. Fue una de las piezas claves en el Abbey Theatre donde, junto a otros dramaturgos como Synge o Lady Gregory, trabaj√≥ para establecer un teatro irland√©s lejos de los estereotipos ingleses. Tambi√©n se involucr√≥ pol√≠ticamente aunque, como le sucede frecuentemente a los intelectuales, choc√≥ con la mezquindad de los pol√≠ticos con min√ļsculas y (¬°sorpresa, sorpresa!) con la iglesia cat√≥lica irlandesa de la √©poca. En 1923 se convierte en el primer irland√©s en recibir el Nobel de literatura, aunque curiosamente todav√≠a no hab√≠a escrito sus libros de poemas m√°s importantes. Fue senador dos veces. Muri√≥ en Francia y all√≠ fue enterrado, aunque posteriormente su cuerpo fue llevado a su Sligo natal, al oeste de Irlanda.

¬ęThe innocent and the beautiful/have no enemy but time // El bello y el inocente/no tienen otro enemigo que el tiempo¬Ľ

Yeats se inicia en la poes√≠a por las sendas del simbolismo, estilo literario de finales del XIX de caracter m√≠stico o esot√©rico. Las im√°genes que el poeta pone en el poema son claves de descubrimiento para una verdad superior. De esta etapa Yeats tomar√° algunos s√≠mbolos que le acompa√Īar√°n toda su vida como poeta. Normalmente los poetas simbolistas practicaban el verso libre. Sin embargo Yeats prefiere la formas m√°s tradicionales, de m√©trica cuidada y rima precisa.

Aunque debido a la influencia europea al principio se centra m√°s en la mitolog√≠a cl√°sica Yeats adoptar√° el imaginario celta para su obras tanto po√©ticas como teatrales. El motivo no es s√≥lo literario sino tambi√©n pol√≠tico, se trata de la lucha por la identidad irlandesa. Son varios los poemas que el escritor dedicar√° a la causa irlandesa desde diferentes √°ngulos. Desde una reivindicaci√≥n de los h√©roes irlandeses como Parnell o los revolucionarios de 1916, hasta un lamento acerca de los peligros que azotan a su reci√©n liberado pa√≠s. Los h√©roes celtas y sus haza√Īas son el reflejo po√©tico del momento de una sociedad que est√° luchando para ganar su independencia y organizar un Estado libre, y sirven con met√°fora o profec√≠a.

Pero también aparece el amor en la obra del poeta, en cuya vida tuve un papel importante y bastante activo. Su relación más recordada es la que mantuvo con Maud Gonne. Ardiente nacionalista Maud mantuvo una relación algo tempestuosa con el poeta, que llegó a proponerle tres veces en matrimonio. Al final Gonne, no sólo se casó con otro hombre ,sino que además se convirtió al catolicismo lo que acabó por derrumbar el poeta. Sin embargo, el matrimonio de Gonne no fue feliz y se separó de su marido. Se fue a París a ver al poeta y allí por fin consumaron su relación. El poeta volvió a pedir en matrimonio a Gonne, esta vez más por sentido del deber que por amor, y una vez más la respuesta fue negativa. Yeats se casó finalmente ya entrado en sus cincuenta y tuvo su dos hijos. Pese a haber encontrado una relación estable todavía mantendría escarceos amorosos con otras mujeres, que su mujer perdonaba sumisamente.

La poes√≠a de Yeats no es f√°cil y require contar con ciertas claves para poder entender de qu√© est√° hablando. La honda huella simbolista pesa en el perfil del poeta. En 1924 escribe el m√°gico libro A vision, donde el autor se adentra en el maravilloso libro de la escritura autom√°tica y crea junto a su mujer su propio sistema esot√©rico. La precisa introducci√≥n de Caracciolo, sin embargo, nos facilita suficiente pistas para que podamos entender los poemas del volumen, sin agobiarnos con datos y palabros innecesarios. El ritmo esta muy cuidado y la musicalidad de los versos es excepcional. Con frecuencia Yeats utiliza la repetici√≥n o ligera variaci√≥n de un mismo verso para finalizar una estrofa, lo que aumenta el poder de la m√ļsica en el poema. Esta t√©cnica es, asimismo, una caracter√≠stica de los grandes poetas cl√°sicos, que recurr√≠an a ella debido al car√°cter oral de la poes√≠a, tradici√≥n con la que el poeta desea entroncar. Aunque Yeats, sobre todo en los a√Īos que mantuvo contacto con Gonne, fue combativo en el terreno pol√≠tico, tiene un gran pasado conservador y fue un defensor del cl√°sico sistema de la aristocracia en su sentido etimol√≥gico: gobierno de los mejores. Este acercamiento a un pensamiento claramente conservador no es otra cosa que el desencanto sufrido tanto en su vida p√ļblica como en la privada, que empapar√° con nostalgia y melancol√≠a los √ļltimos poemas que Yeats escribi√≥.

Yeats es una de las personalidades literarias más grande del siglo XX. Quizás otro día hablemos de su importante contribución como dramaturgo donde la poesía también aparece e impregna el desarrollo de la historia. En general la literatura irlandesa del siglo XX, de la que hemos hablado previamente en este blog, es apasionante y no es más que el reflejo de la vibrante, terrible y apasionada vida que vivió Irlanda (y vive todavía) en el siglo XX.

Deja un comentario