Consejos para comprar jamón

Desde luego, que si hay un bocado exquisito para cualquier persona es el jam√≥n ib√©rico. Pero comprar un jam√≥n ib√©rico de calidad tanto para consumo propio como para regalar, no es una tarea sencilla. Elegir un jam√≥n ib√©rico de calidad requiere saber de algunos trucos, porque no necesariamente los jamones de firmas m√°s conocidas son garant√≠a de ser la mejor opci√≥n frente a otras marcas menos conocidas. 

En este post, vamos a darte unos tips, para que puedas crear tu propio criterio y saber elegir un poco mejor y siempre seg√ļn nuestros gustos y no solo por campa√Īas publicitarias. 

1. Lo primero que debemos de saber es, si realmente es jamón ibérico. En ocasiones has podido creer que comprabas un magnífico jamón ibérico, y en realidad lo que te llevabas a casa era un jamón serrano. Entre estos dos tipos de jamón hay varias diferencias, la principal es el sabor, pero también la textura, el color y el olor son diferentes entre ambos. 

La carne del cerdo no ib√©rico es magra, tiene un porcentaje menor de grasa que la del cerdo ib√©rico, el de nuestra pen√≠nsula, que crece en semilibertad y se alimenta de bellotas o bien el cebo que es el ib√©rico que se alimenta de pastos naturales y piensos. 

2- Debes de fijarte en su grasa y en la textura, porque son caracter√≠sticos. Por su propia gen√©tica, el cerdo ib√©rico es capaz de almacenar grasa que se infiltra entre sus masas musculares y de ah√≠ ese veteado que tiene su carne, adem√°s de la untuosidad tan especial, su aroma y su textura. 

3- Si quieres ir sobreseguro, lo mejor es que sea jam√≥n ib√©rico, pero de bellotas. Entre las diferentes variedades que hay dentro de los jamones ib√©ricos, el de bellota es el producto de mayor sublimidad dentro de nuestra gastronom√≠a. El cerdo est√° criado en libertad controlada y se alimenta √ļnicamente de bellotas, pasto y las hierbas arom√°ticas propias del terreno en el que se crie, con pezu√Īas redondeadas, que es prueba de que el animal en cuesti√≥n se ha criado en el campo. Y aunque suene a t√≥pico, el primer detalle en el que debemos fijarnos precisamente es en la pezu√Īa, debe de ser negra su u√Īa, de ah√≠ la expresi√≥n tan utilizada ‚Äúpata negra‚ÄĚ. 

4- Otro punto para que nos detengamos a pensar, es el corte en la piel de la piel por la parte externa del pernil. El hueso de la cadera es cortado casi hasta la misma pieza con lo que debe de tener en la corteza una grasa de color amarillenta, como consecuencia de la oxidaci√≥n natural y ayuda a determinar el tiempo de maduraci√≥n del producto elegido. 

5- Otro dato a tener en cuenta es el peso de la pieza, ya que el jam√≥n ib√©rico suele oscilar entre los cinco y ocho kilos, aunque podemos encontrar alguno de mayor peso, pero no por ello ser un producto de mejor calidad, ya que independientemente del tama√Īo del jam√≥n, el proceso es exactamente igual. 

6- ¬ŅDebemos fijarnos en la denominaci√≥n de origen? Cuando queremos adquirir un jam√≥n ib√©rico, los expertos en la materia siempre recomiendan optar por jamones con etiqueta con denominaci√≥n de origen, teniendo en cuenta que en Espa√Īa hay un gran n√ļmero de comunidades que producen jamones, pero es la dehesa de Extremadura la primera productora nacional de cerdos catalogados como ib√©ricos. Pero debemos de se√Īalar, si somos justos, que hay jamones sin denominaci√≥n de origen con una alt√≠sima calidad y que pasan los m√°ximos controles de calidad y sanidad. 

7- Lo ideal, es, si es posible comprarlo siempre al productor. El jam√≥n ib√©rico, el √ļnico que sabe si ha salido bueno, es el propio productor, y gracias a las bondades que nos ofrece internet es posible comprar jam√≥n ib√©rico que viene directamente desde el productor.¬†¬†

Hay plataformas especializadas para aconsejar al consumidor, para que pueda comprar el jam√≥n ib√©rico directamente de los mejores productores de estos productos de nuestro pa√≠s. 

8.- En caso de poder probar el jam√≥n, lo ideal es que tenga una buena curaci√≥n, esto s√≠ que es determinante en el sabor del jam√≥n. Los jamones ib√©ricos puros tienen un sabor mucho m√°s profundo con un sabor mucho m√°s duradero en nuestro paladar. 

Claro, lo ideal para identificar si el jam√≥n es ib√©rico, es abrirlo. Cuando comenzamos a explorar ese manjar, tenemos que observar las vetas que habl√°bamos antes de la grasa entre la carne propia del jam√≥n. Si el color es rosado y sus vetas son blancas forman rayas en general por la pieza, es que no son ib√©ricos en su totalidad. El color si es ib√©rico 100×100 debe de ser color cereza y unas rayas de color blanco amarillento entre su carne.  

Como consejo tambi√©n te diremos, que, si vas a comprar jam√≥n ib√©rico al corte, debes de consumirlo en el mismo d√≠a, por su propia oxidaci√≥n. Si lo metemos en la nevera se endurece, pero si lo dejamos en el exterior la grasa se va evaporando. Para una conservaci√≥n √≥ptima de la pata de jam√≥n es colocar tela de lino por encima para taparlo o bien utilizar la capa superior del jam√≥n cuando lo empiezas, ya que es grasa y de esta forma no se seca. Lo ideal tambi√©n es que el ambiente en el que se encuentra el jam√≥n sea fresco, y cuando vayamos a cortarlo, lo que los expertos recomiendan es comenzar por la parte de la pieza que menos carne tenga. 

Por √ļltimo, debemos de tener claro que las diferencias entre los diferentes jamones ib√©ricos que podamos encontrar, se notan tanto en la calidad del mismo como en el precio, debemos de pensar que criar estos cerdos como se debe para que sean catalogados como ib√©ricos es un proceso largo y los costes que conlleva son elevados, por lo que se efectivamente, la producci√≥n del jam√≥n ib√©rico es la de un producto gastron√≥mico de una exclusividad, que sin duda tiene pocos rivales en nuestro paladar. 

Esperamos que despu√©s de todos estos consejos, te resulte m√°s sencillo poder comprar un buen jam√≥n ib√©rico, o al menos poder diferenciarlo. 

Deja un comentario